La directiva de Cruz Azul ha anunciado, en reiteradas ocasiones, que una de las metas de la institución a mediano plazo es construir un estadio de futbol propio para el club deportivo. La Máquina es uno de los pocos clubes que no es propietario (exceptuando el pequeño Estadio 10 de Diciembre) y que ha rentado durante toda su participación en Primera División.

La intención es, ante la ausencia de terrenos y permisos en la Ciudad de México, buscar sitios cercanos al Distrito Federal, aunque sea en estados aledaños, para comenzar la construcción del coloso deportivo. El Estado de México siempre fue el favorito de la directiva, pero tampoco han descartado Tlaxcala o Puebla.

Este jueves, el gobernador del estado poblano, Miguel Barbosa Huerta, se reunió con directivos de la Cooperativa La Cruz Azul. Víctor Manuel Velázquez, Rogelio López, Jorge Cruz y Angélica Rosales fueron los asistentes a la reunión, y le obsequiaron una jersey de la Máquina con el dorsal 10 y su apellido al político.

Según las redes sociales de Barbosa, la razón de la junta fue la posibilidad de hacer proyectos sociales y deportivos en la entidad, de la mano de Cruz Azul. Sin embargo, todo apunta a que los cooperativistas también están pensando en la edificación de un nuevo estadio para el club deportivo.

De momento, no hay nada más confirmado. Sin embargo, y considerando las declaraciones de los directivos cementeros en el pasado, no es descabellado pensar que están intentando conseguir terrenos para darle el merecido estadio a la afición de Cruz Azul.