Sin saber que a la postre ganaría un récord Guinness y se convertiría en una leyenda del futbol mundial, y sería campeón de goleo con la institución, Cruz Azul fichó en 2002 a un delantero uruguayo proveniente del Club Nacional. Con un breve paso por los Tecos, y militancia en España, Argentina y Brasil, Sebastián Abreu se convertía en fichaje celeste.

Fueron 31 clubes en su carrera y un largo paso por la Selección de Uruguay, hasta que hace una semana Abreu anunció su retiro del futbol. En plática con Futbol Picante, el charrúa reveló todo sobre su salida de Cruz Azul hace ya 17 años y aprovechó de disparar a Guillermo Álvarez, que dejó la presidencia del club a mediados de 2020.

 

"Era la tercera fecha de la Libertadores, el equipo peleando la Copa Libertadores pero porque tuvo un partido malo, atípico, perder 6-1 contra Fénix y estando primeros en torneo mexicano, el presidente tomó la determinación de querer modificar los sueldos de todo el plantel de manera unilateral", recordó.

 

¿Qué pasó? "Ahí fue donde se desencadenó todo, lo cual claramente por tema legal, si en el contrato no estipula que si pierdes un partido 6-1 aceptas que te modifiquen en contrato, no existe ninguna ley donde unilateralmente lo puedas hacer", agregó Abreu, atacando contra la directiva anterior.

"Lo que traté de hacer en ese momento fue defender los derechos del futbolista que lamentablemente hasta hoy no tienen el respaldo que tienen en el resto del mundo. Por ese mismo hecho me etiquetaron de grillo y me tocó salir del club cuando iba de goleador de la Libertadores y del torneo mexicano en ese momento", sentenció.