Gabriel Fernández cayó lesionado y se perderá lo que resta del Clausura 2024. De acuerdo al parte médico que publicó Cruz Azul, el Toro sufrió una rotura de ligamentos en la victoria de los cementeros sobre el Atlético San Luis en el marco de la jornada 6 de la Liga MX. Sin recambios en el plantel, los celestes podrían ir al mercado de pases para cubrir esta baja.

“Parte médico: Gabriel Fernández. El área médica del club confirma una ruptura de ligamentos cruzados en la rodilla derecha. En los próximos días será sometido a una intervención quirúrgica. El tiempo de recuperación está sujeto a evolución. ¡Mucha fuerza, Toro!”, es parte del comunicado que publicó Cruz Azul para informar la gravedad de la lesión del jugador uruguayo.

Este tipo de lesiones tienen un periodo de recuperación no menor a los seis meses, por lo que Fernández ya está descartado para este semestre, Sin embargo, y a pesar de que el mercado de pases cerró el pasado mes de junio, la realidad es que Cruz Azul todavía podría incorporar a uno o dos futbolistas de acuerdo a un inciso en el reglamento del torneo.

Según el reglamento de competencia la Liga MX (ARTÍCULO 38 Bis), los clubes pueden fichar hasta dos futbolistas fuera del periodo de registros siempre y cuando el futbolista sea agente libre antes del 1 de febrero, y la contratación se realice antes del 8 de marzo. Y en este escenario saltan dos nombres: Carlos Vela y Óscar Romero

Encuesta ¿A quién ficharías?

¿A quién ficharías?

YA VOTARON 0 PERSONAS

Carlos Vela no renovó con el LAFC

El delantero mexicano coqueteó con varios clubes de la Liga MX el pasado mercado de transferencias después de que anunciara su deseo de no renovar con el LAFC de la MLS. Vela se encuentra sin club y podría ser una de las opciones más apetecibles que se le presenten a Cruz Azul. La única traba es su salario, uno de los más altos en la temporada pasada de la MLS.

Óscar Romero y el recuerdo de su hermano

Ángel Romero fue uno de los tantos futbolistas sudamericanos que pasó por las filas de La Máquina dejando un sabor agridulce. Se esperaba mucho más antes de su partida. Pero ahora es su hermano mellizo el que podría tener la oportunidad de dejar en alto el apellido de los Romero. El guaraní también está sin club y con la carta de libertad bajo el brazo tras finalizar su vínculo con el Pendikspor, de la Superliga de Turquía.