El mercado de pases de Cruz Azul ha sido bastante caótico a pesar de que Iván Alonso se caracteriza por planear todos sus movimientos al detalle. En los días previos al inicio del Apertura 2024 se dieron algunas bajas inesperadas que cambiaron por completo los planes del director deportivo. No hay dudas de que la más sensible fue la de Carlos Salcedo, quien pidió salir de la institución.

Después del fallecimiento de su hermana tras un ataque armado, el futbolista le pidió al club facilidades para poder dejar la Liga MX. Lo concreto es que se pactó la rescisión de contrato de común acuerdo entre ambas partes, por lo que el Titán se quedó con el pase en su poder. Para la sorpresa de toda la afición, pocas horas después se confirmó que iba a fichar por Juárez para el resto del Apertura 2024.

La realidad es que el conjunto fronterizo le permitirá a Salcedo vivir en Estados Unidos y viajar solamente para los entrenamientos y partidos. Por lo tanto, esta es una de las razones por las que el jugador tomó esta decisión. Según informó Ike Carrera, en Cruz Azul estaban al tanto de que esta era una posibilidad muy grande y aún así lo dejaron ir como agente libre.

Está claro que en la salida del Titán hay detalles que todavía no tuvieron claridad; pero Carlos Córdova reveló que el cuadro cementero recibiría alrededor de 1 millón de dólares como compensación. Hay que destacar que el fichaje del defensa de 30 años costó casi 4 millones de dólares, según Transfermarkt. Lo único concreto es que La Máquina no quiso involucrarse con problemas legales a raíz de la situación personal que está viviendo el jugador.

Cruz Azul sabía que Carlos Salcedo iba a fichar por Juárez (Jam Media)

Cruz Azul sabía que Carlos Salcedo iba a fichar por Juárez (Jam Media)

Rafael Guerrero tendrá una nueva oportunidad en Cruz Azul

Aunque se especuló con mucha fuerza que Cruz Azul buscaría fichar a un central para reemplazar a Carlos Salcedo, es algo poco factible. Además de que no hay mucha caja, también sucede que Chiquete Orozco sufrió un desgarro que lo marginará varios meses. Por ende, tampoco hay demasiadas opciones interesantes disponibles en el mercado de pases.

Ante este panorama, Martín Anselmi decidió darle una nueva oportunidad a Rafael Guerrero, a quien le estaban buscando una salida en este periodo de transferencias. El zaguero de 21 años no cuenta con características que seduzcan al entrenador argentino, pero aún así será reintegrado a la plantilla principal. El cachorro deberá aprovechar los minutos que le toquen jugar para demostrar su valía.