Reynoso tiene una carrera de 14 años.

las más leídas

Juan Reynoso más allá de Puebla: DT multicampeón y cercano a la Selección de Perú

Juan Reynoso tiene 14 años de carrera como entrenador y en Cruz Azul encontró su desafío más importante, a pesar de ser 3 veces el mejor DT en clubes en Perú.

Bolavip

Reynoso tiene una carrera de 14 años.

Reynoso tiene una carrera de 14 años. (Foto: Cruz Azul)

Para muchos, Juan Reynoso llegó a Cruz Azul como un gran exjugador y solo como extécnico de Puebla, club al que dejó en noviembre pasado, tras un año y después de clasificarse a la Liguilla y quedar eliminado en cuartos de final del torneo Guard1anes 2020 de Liga MX ante el León.

Es más, para parte de la afición de la Máquina, el hecho de haber sido multicampeón con el club durante su paso (entre 1994 y 2002) no justificaba la elección de la directiva, que había elegido a un técnico "sin pergaminos" y con poca carrera detrás. Pero la verdad es que Reynoso lleva 14 años siendo técnico profesional, ganó muchos títulos en Perú, y no es un aparecido.

Fue en 2007 cuando Coronel Bolognesi de Perú lo contrató como su DT, en el que fuera su primer desafío. A pesar de terminar último en la tabla en el torneo de Apertura, en el Clausura se resarció: fue campeón y llegó a la final nacional, en la que cayó a manos de Universidad de San Martín de Porres. Clasificó al equipo a su primera Copa Libertadores en la historia y se fue a mediados de 2008, tras 56 partidos y con un 51% de rendimiento.

En 2009, Reynoso asumió en Universitario de Deportes: consiguió el título de la Liga Peruana al derrotar a Alianza Lima en la final, y en la Copa Libertadores su equipo fue la mejor defensa de la fase de grupos con 2 goles en contra: llegó a octavos de final y cayó en la tanda penal a manos de São Paulo. Dirigió 80 partidos y tuvo un 57% de rendimiento.

Juan Aurich y Sporting Cristal (2010 y 2011) fueron sus pasos como técnico antes de volver al equipo en México donde fuera tan feliz: Cruz Azul Hidalgo lo fichó para dirigir durante 2013, aunque no le fue tan bien: en 35 partidos apenas tuvo un 35% de rendimiento, por lo que fue corrido a fin de año y regresó a su país.

Melgar, equipo al que dirigiría entre 2014 y 2017, fue el mejor rendimiento histórico de Reynoso como DT: ganó el torneo de Clausura 2015, que le permitió clasificarse a la final de la Liga Peruana (en la que también fue campeón) y luego el torneo de verano 2017. Dirigió 190 encuentros y tuvo un 54,38% de rendimiento. Rompió con una racha de 34 años sin alzar el título en el club.

 

Juan Reynoso campeón Melgar 2015
Reynoso fue campeón con Melgar 34 años después del último título. (Gentileza)

Reynoso estaba en su mejor momento: fue elegido como mejor DT del torneo Descentralizado de Perú en tres ocasiones (2009, 2015 y 2016) y fue a Copa Libertadores en los tres años en que fue técnico de Melgar. Además, en 2015 alcanzó a clasificarse a Copa Sudamericana.

Tras un breve paso por Real Garcilaso en 2019 (18 partidos dirigidos, 59% de rendimiento), el técnico peruano llegó a Puebla, donde alcanzó a decir presente en 46 juegos desde el banquillo. Si bien estuvo lejos de ser el mejor técnico en la historia, Reynoso sí permitió que regresaran a la Liguilla tras casi cinco años alejado de la Fiesta Grande.

Su gran conocimiento del futbol mexicano y su cercanía emocional con Cruz Azul hicieron al entrenador peruano como el candidato ideal para tomar la posta, tras la renuncia de Robert Dante Siboldi, y buscar romper la mala racha histórica del equipo, que ya se extiende por 23 años sin poder conseguir el título.

Cinco títulos como técnico y elegido tres veces como el mejor DT en sus respectivos torneos lo hicieron estar cerca de asumir en la Selección de Perú antes de llegar a Cruz Azul en reemplazo de Ricardo Gareca, pero llegó primero el llamado desde La Noria: ¿Será Juan Reynoso el elegido para tocar el cielo, tal y como hiciera en 1997 (y en cuatro ocasiones distintas) con la Máquina Cementera?

 

Temas


Comentarios

¿Te gustó la designación de Juan Reynoso como DT?

No
Tiene el beneficio de la duda