Cruz Azul disputó la Final contra América en el Clausura 2013. Aquella fue una noche negra para La Máquina. En un partido que se desarrolló en el Estadio Azteca bajo una lluvia torrencial, el duelo se definió desde la serie de penales, en donde el ganador -¡lastimosamente!- fue el acérrimo rival.

Sobre aquella serie de penales habló uno de los protagonistas: Javier Orozco, quien recordó el trago amargo que le tocó vivir. Me toca fallar el primer penal, eso me dio para abajo, me dolió mucho, me dio vergüenza, me dio tristeza, porque venía desde los 15 años (en Cruz Azul); cuando uno viene de ese lado, que es canterano, tiene un amor diferente por el club”, recordó el Chuletita.

Pero además, el ex goleador de La Máquina reveló un polémico detalle que se presentó en aquel partido. No todos querían tirar el penal, no todos querían, dijo Chuletita Orozco en entrevista con Yosgart Gutiérrez.

“Había jugadores de renombre, había jugadores de selección, había jugadores buenísimo, y en ese momento no se sintieron con la confianza, porque había ya desconfianza, los fantasmas estaban ahí, atrás de nosotros”, apuntó Javier Orozco.

“Mucha gente me crucificó”

Yo lo hice porque quería que mi club, el que me dio la oportunidad, fuera campeón, porque mi corazón me decía que tenía que tirar. Lo fallé y mucha gente me crucificó, mucha gente me empezó a decir que era un pecho frío. Pero una cosa es el pecho frío y otra cosa es tener los suficientes para pararte ahí y tirarlo, y decir yo tiro el primer penal”, sentenció el Chuletita Orozco.

Chuletita Orozco, canterano e histórico goleador de Cruz Azul

Javier Orozco es -sin lugar a dudas- una de las grandes joyas de la cantera de Cruz Azul. Gracias a sus notabilísimas cualidades como artillero, el Chuletita llegó a tener tintes de ídolo, destacando que durante su paso el equipo cementero mandó guardar la pelota en 65 ocasiones, ubicándose en la décima posición en la lista de los máximos goleadores de La Máquina.