Jaime Ordiales fue uno de los principales señalados por la salida de Pablo Ceppelini. De acuerdo a distintas fuentes allegadas a Cruz Azul, al ya exdirector deportivo de La Máquina no le gustó la actitud del charrúa cuando se dio la salida de Robert Dante Siboldi del banquillo celeste. "En Cruz Azul no juega más", habría dicho Ordiales.

A las semanas del hecho se confirmó la salida de Ceppelini con rumbo al Peñarol, de la Primera División de Uruguay. Y es que a pesar de los 'impases' con el directivo, la realidad es que el mediocampista nunca gozó de oportunidades desde su llegada del futbol colombiano, por lo que su marcha era decisión que se antojaba como lógica en las oficinas celestes.

Meses después de aquella situación incómoda, y ya asentado con el conjunto aurinegro, Ceppelini se ha convertido en una figura en el futbol de su país y fue uno de los jugadores con mejor rendimiento a lo largo del Apertura 2021. El medio ofensivo fue el futbolista con mayor precisión en los pases de todo el torneo (90,4%).

Además, su contribución no se limitó solo al apartado de asistencias, sino que también estuvo 'fino' de cara al arco. En los 15 encuentros que disputó con el Peñarol anotó 5 tantos, algo que resultó vital para la buena campaña del conjunto charrúa en el Apertura 2021, en donde se posicionaron en la tercera casilla de la tabla general.

El nacido en Montevideo está cedido en el Peñarol por un año, por lo que su regreso a Cruz Azul se espera para el mes de enero, momento en el que le restaría cumplir un año de contrato con el conjunto cementero. Dado el presente de Ceppelini, y la posibilidad de que elementos como Orbelin Pineda o Luis Romo salgan del equipo, además de la salida de Ordiales, La Máquina podría replantearse la vuelta de un jugador y repetir lo hecho con jugador como Pol Fernández o Walter Montoya: brindar una segunda oportunidad.