Han pasado tres años desde que la vida de Santiago Giménez estuvo en peligro y por lo tanto su carrera como futbolista, pues el canterano de Cruz Azul sufrió de una trombosis a la altura del hombro derecho que lo alejó de las canchas durante seis meses, cuando ya era toda una promesa de las canchas desde las Fuerzas Básicas con una gran cantidad de goles y muy buenas referencias.

Y es que el futbolista nacido en Buenos Aires, de nacionalidad mexicana, tuvo que ser intervenido quirúrgicamente en tres ocasiones cuando apenas tenía 17 años de edad, con la incertidumbre de no saber si volvería poder jugar a la pelota de nuevo, e incluso, temiendo por su vida, pues algunos de los antecedentes de esta enfermedad en futbolistas llegaron a terminar en la muerte, como en el caso de Miguel Calero, histórico exportero de Pachuca.

+ TRANSMISIÓN DEL MÉXICO vs JAMAICA en VIVO Y EN DIRECTO AQUÍ

 

"Santiago tuvo una trombosis a los 17 años, tuvo tres operaciones, tuvo un trombosis en la vena clavia, fue de un día para otro, él entrenando en Cruz Azul lo operaron, estuvo seis meses sin jugar, después estuvo con anticoagulantes, estuvo un año, hasta que gracias a Dios pasó", reveló hace algunos meses su padre Christian Giménez en entrevista con Javier Alarcón.

El 'Chaco', excapitán e ídolo cementero, confesó que la situación del 'Bebote' no fue algo normal a su edad, sin embargo, cumplió con el tratamiento correspondiente y pudo salvar su vida y además continuar con su carrera como futbolista profesional, para convertirse más tarde en todo un referente de Cruz Azul y hasta del futbol mexicano, lo cual le valió su primer llamado a la Selección mexicana mayor para las Eliminatorias de la Concacaf.

"Es muy anormal que un chico de 17 años viva eso, pero le tocó a él y gracias a Dios encontramos buenas manos, en los especialistas, y por suerte pudo volver a jugar y con los controles necesarios, normalmente cada año, cada dos años, pero fue algo maravilloso", Christian Giménez.

Los números que respaldan el llamado de Santi al Tri

Santiago Giménez atraviesa el mejor momento de su carrera en sus apenas 20 años de vida, superando aquella difícil enfermedad con tratamientos, cuidados, revisiones médicas, pero además con mucha disciplina y perseverancia, pues todo ello lo ha logrado reflejar sobre la cancha semana a semana, convirtiéndose en el hombre gol de la actualidad en Cruz Azul.

Y es que las cualidades de Santi están a la vista de todos, adaptándose a los múltiples dibujos tácticos de Juan Reynoso, en los que ha dado muestra de sus recorridos a gran velocidad, con o sin el balón, además de su habilidad para jalar a los marcadores y dejarle libre la zona de gol a sus compañeros; asiste y anota por igual. Es un goleador nato y uno de los delanteros más completos del futbol mexicano.

Todo esto es respaldado por sus números en frío: tan solo en el Torneo Grita México Apertura 2021, Santiago Giménez suma cuatro goles en los siete partidos que ha disputado, tan solo cuatro de ellos como titular, lo cual lo posiciona como sublíder de goleo en el presente campeonato y como el jugador mexicano que más ha anotado.

Santi, además, ha sabido ser ese hombre que logra hacer la diferencia en la parte complementaria de los partidos; el revulsivo perfecto del estratega cementero, un 'refresh' en el ataque y sin duda la esperanza de gol de Cruz Azul y a partir de esta noche de la Selección mexicana, donde podría sumar sus primeros minutos con la camiseta tricolor.