"Bochornoso", así calificó gran parte de la afición y prensa el comportamiento de un grupo de fanáticos que volvieron a entonar el grito homofóbico en el duelo que disputaron Cruz Azul y Rayados de Monterrey en la vuelta de las semifinales de Concachampions. Aquel encuentro tuvo que ser suspendido de manera momentánea ante las reiteradas ofensas hacia Esteban Andrada.

La situación parece haber calado hondo en gran parte de la afición de los cementeros, quienes siempre se han distinguido por un comportamiento ejemplar a la hora de animar al club celeste. De allí a que un grupo de animación llamado "La Sangre Azul" hiciera una convocatoria en la previa del partido de esta noche ante Querétaro.

"Hay mil maneras de alentar correctamente, claramente el grito homofóbico no es una de ellas, nuestro estilo no es ese... Evita ser retirado del Estadio por la policía o por los dirigentes de la barra.", se puede leer en el mensaje que La Sangre Azul publicó en sus redes sociales, en donde también se llama a una convocatoria en las inmediaciones del Coloso de Santa Úrsula para recibir al equipo.

"No al grito 'Pu...' No perjudiquemos al club", se termina por leer en el 'flyer' publicado en su cuenta de Twitter. Y es que tras el penoso espectáculo que se vivió en la noche del jueves en Concachampions por parte de un grupo de "aficionados", el resto de fieles ha querido fungir como ejemplo para evitar este tipo de incovenientes que perjudiquen al equipo.

Más allá de que la derrota de Cruz Azul ante Rayados influyó para que el grito indeseado se hiciera presente, existen muchas maneras de mostrar el descontento sin ofender al rival de enfrente. Además, en caso de que se vuelva reiterativo en futuros partidos, el club cementero podría ser objeto de sanciones por parte de la Liga MX o Concacaf.