El Clausura 2024 se tornó algo oscuro para un Cruz Azul que arrastra una seguidilla importante de resultados negativos. El equipo de Martín Anselmi está lejos de mostrar su mejor versión no solo por el nivel colectivo, sino también por cuestiones individuales. Si bien es cierto que todavía está bien parado en la tabla de posiciones, la preocupación pasa por el estado de forma en el que se llegaría a la liguilla, en caso de clasificar.

Lo llamativo es que el entrenador argentino se ha destacado en la Liga MX por realizar cambios positivos para el funcionamiento del equipo. Sin embargo, en el empate contra Pumas, tomó algunas decisiones muy polémicas que terminaron perjudicando a ‘La Máquina’. El caso más claro es el de Carlos Salcedo, quien no pudo mostrar un buen nivel jugando como pivote. Asimismo, los cambios que realizó en el segundo tiempo también despertaron críticas.

Mientras que Uriel Antuna fue reemplazado por Erik Lira, Rodolfo Rotondi salió para el ingreso de Alexis Gutiérrez; todo esto con el partido empatado. Según informó Rodrigo Celorio, los futbolistas no se tomaron bien esto: “Antuna no creía que iba a salir de cambio. Cuando salió, Martín Anselmi fue a darle la mano, el Brujo solo se reía y hacía gestos de que no comprendía por qué lo habían sacado. Rotondi también cuestionó su sustitución”.

Más allá de las decisiones polémicas del técnico, los gestos tampoco fueron una buena reacción por parte de los jugadores. Aunque se especuló con un vestuario roto, todo se calmó cuando Anselmi realizó la conferencia de prensa ya que le envió calma a los aficionados. Lo que sucedió es que el argentino priorizó llevarse un punto de CU con el objetivo de estar más cerca de clasificar a playoffs.

Las pocas variantes que tiene Martín Anselmi en Cruz Azul

La realidad es que el entrenador tampoco tiene demasiadas opciones en la banca y tiene que constantemente inventar cuestiones para mejorar el equipo. El mismo Carlos Rodríguez elevó mucho su nivel a partir de convertirse en volante central. Algo similar sucedió con Erik Lira al pasar a jugar como líbero en una línea de 3 zagueros centrales.

Por lo tanto, también resulta lógico que hay ideas que pueden salir mal, como la nueva posición que ocupó Salcedo. El objetivo de colocarlo como pivote era que, por su imponente físico, podía pelear mano a mano con Guillermo Martínez. Y si bien el ‘Titán’ lo pudo neutralizar bastante, el juego de Cruz Azul se vio perjudicado; sobre todo porque Charly se encontraba a un costado del mediocampo y no le llegaba tanto el balón.