El pasado sábado, durante el duelo que Cruz Azul sostuvo contra Atlético San Luis, Gabriel Fernández salió del campo por una lesión. Horas después, el cuerpo médico de La Máquina confirmó que el delantero uruguayo sufrió la ruptura de ligamentos cruzados de la rodilla derecha, por lo que -informó la entidad cementera– será sometido a una intervención quirúrgica.

Ante ello, quedaba claro que el Toro Fernández se perdería el Clausura 2024. Sin embargo, trasciende que los primeros estudios indican que la lesión el atacante charrúa podrías ser aún más grave, lo que provocaría que su recuperación se ensanché muchísimo más de lo originalmente presupuestado.

“El diagnóstico inicial es, claramente se aprecia en la resonancia magnética, una ruptura total del ligamento cruzado anterior, esa es una lesión de mínimo seis meses (de recuperación). Pero parece ser que el ligamento cruzado posterior también está comprometido, de acuerdo con la resonancia.

“Eso lo van a saber el martes (mañana) con precisión, con un segundo estudio mientras se desinflama la articulación, pero podría estar comprometido alguno de los huesos; es decir, podría haber una fractura también, que puede ser de la tibia o de algún hueso de la rótula”, reveló León Lecanda, reportero de ESPN especialista en noticias de Cruz Azul.

El Toro podría quedar fuera todo el año

Bajo ese panorama, el periodista destacó que de confirmase una fractura, Gabriel Fernández podría perderse todo el año, pues el periodo de recuperación abarcaría los próximos dos torneos de la Liga MX.

“No quieren alarmar a la gente, pero le van a hacer otro estudio al Toro Fernández. ¿Eso que significa? El peor escenario sería 10 meses de recuperación, ¡todo el año! No solo se perdería este torneo sino también el Apertura 2024, apuntó Lecanda en el Podcast Monstruo Azul.

¿Cruz Azul puede fichar a un delantero tras la lesión del Toro Fernández?

De acuerdo con el reglamento de la Liga MX (Artículo 38 Bis), Cruz Azul o cualquier equipo pueden fichar hasta dos futbolistas fuera del periodo de registros, siempre y cuando el futbolista sea agente libre antes del 1 de febrero y la contratación se realice antes del 8 de marzo.